Durante las fiestas y los meses de verano cuando todos estamos algo distraídos pasándola bien, la realidad se pone muy difícil para el sistema de salud ya que muchísimos pacientes por distintas razones necesitan transfusiones de sangre.

 

Como las enfermedades no se toman vacaciones y la sangre no se puede fabricar necesitamos contar con donantes voluntarios y conscientes para que siempre esté el sistema abastecido de sangre segura para ayudar a quien lo necesite, y a tiempo! Ya que la sangre tiene que estar esperando al paciente y no el paciente a que haya sangre para ser atendido.

 

Quienes trabajamos todo el año, como es lógico estamos permitiéndonos ese merecido recreo de las vacaciones pero te pedimos que antes de irte o a tu regreso pases por un hospital o centro de salud y dones un poquito de tu sangre.Incluso si te queda mas cómodo o tenes mas disponibilidad de tiempo y querés informarte de los centros de salud que en tu lugar de vacaciones reciben donantes y necesitan de tu sangre podes bajarte la App DaleVida y localizarlos en todo el país! Siempre hay alguien que te necesita.

 

Todos llevamos sangre en las venas y en cualquier momento podemos necesitarla.

 

Muchísimos de nosotros podemos donarla sin ningún inconveniente, sabiendo que con este acto de amor estamos dando oportunidad de vida y salud a otras personas, niños o grandes.

 

Condiciones básicas para donar.